Un lector del Semanario Hildebrandt en sus trece

Hemos enviado; con el derecho, como lector, que nos asiste, el siguiente correo electrónico:
Sr. Hildebrandt, somos seguidores de su importante información en todas las formas de “soporte” en que se presente.

En otras circunstancias no hubiéramos tenido “la osadía” de escribirle.

La declaración : “H. en sus trece a sus lectores”; al menos para este ciudadano, ha servido para subir o recobrar la autoestima; y nos lleva a pensar, por el tenor de esas líneas, que este “correíto” no recalará en alguna papelera ciberespacial.

Primero, nos suena muy familiar eso de :”los escasos ahorros personales”; ya que le confieso que para adquirir su Semanario hice uso de mis cinco solcitos, o solecitos, separados para los correspondientes días de comprar Diarios. No nos arrepentimos, y esperamos no hacerlo nunca.

Lo que en las siguientes y cortas líneas manifieste, le digo con toda sinceridad, está escrito no con “mala leche” ni mucho menos.

Si me permite le contaré en broma que cuando vi ese ”tivimos” en la pag 3, volteé con furor a la primera página para ver si nos había engañado en el precio el “canillita” y se trataba de 0.5 soles nomás.

Ahora en serio; en su columna “Matices” nos ilustra, de alguna manera, sobre el verdadero poder en el Perú, además de las cabezas visibles; le pediría que nos informe ahondando más para no caer como cae toda la prensa alimentando ese antropomorfismo o quizás es mejor decir antropocentrismo, en el análisis socio económico y político; ocultando a los entes estructurales adentro, muy adentro.

Gracias

Anuncios

~ por nemovalse en abril 24, 2010.

 
A %d blogueros les gusta esto: