Un lector, sin suerte, de “Hildebrandt en sus trece”

En el Kiosco situado al frente de la puerta principal de “La Católica”, en Pando; al momento de solicitar un ejemplar del Semanario, nos dijeron que solamente les habían distribuido ¡dos ejemplares! y en ese punto estratégico, todavía.
Oiga, no hay cama para tanta gente, maestro.
Para otra vez será. Claro, para los que dicen “venta es venta”, “vendimos todo”, “hemos roto el mercado” y demás autobombos -sin interesarles la almita del sufrido lector, ni una razonable y orgánica llegada-, todo esto les inspirará un glorioso: “piña, pues compadre, levántate más temprano”.

Anuncios

~ por nemovalse en mayo 1, 2010.

 
A %d blogueros les gusta esto: