Entrevista a Cesaria Mora (continuación)

– Díganos, en el cuento ESCUCHANDO A ETTA JAMES, perteneciente a la colección de cuentos TODO ESTÁ CONSUMADO, publicados en el 2003; Ud. busca algo imposible: trasmitir con palabras una experiencia musical….
CM : Todo se originó un día al oir a alguien tratar de “explicar” una melodía; decía cosas como: ” esa parte es más debil “; ” esa parte es más fuerte “; ” se vuelve lento “; ” se vuelve rápido ” ; ” hace unos cambios bien bonitos ” ; ” tiene síncopa “; ” es un rítmo ondulante ” y demás linduras.
Me preguntaba si una persona lega en música y aún si un profesional de la música con solo sus conocimientos, serían capaces de trasmitir la emoción estética producido en el acto mismo e irrepetible.
Consideré una forma de mostrar como el lenguaje está atrapado y el tremendo esfuerzo que nos ocasiona asir lo inefable.
– Ud. cree que lo logró ?
CM : No por Dios, es como en el Cálculo Infinitesimal en el concepto de Límite, se puede tender a él por una Vecindad matemática, pero nunca a la abstracción misma. El límite sería la Melodía ni más ni menos.
– No entendí nada. La única vecindad que conozco es la del Chavo del Ocho.
CM : Por eso accedo a sus interrogatorios.
– No sé si tomarlo como un cumplido o no.
y eso de “interrogatorios”, tan cruentos le parecen ?
CM : Solo bromeaba.
– Parece que la estoy apreciando en todos sus ángulos…..
CM : Guarde la compostura…
– En forma figurada me refería. Nomás.
CM : Sigo bromeando.
– Ud. me inspira simpatía, me siento bien a su lado…
CM : Ahora me enamora ? ( risas…)

Anuncios

~ por nemovalse en mayo 10, 2010.

 
A %d blogueros les gusta esto: