CESARIA MORA, entrevistas

– Viajando ahora por tren en Berlin ?
C.M.: Si, la semana pasada volvieron a suspender los vuelos.
– Recuerdo una anécdota de Ribeyro cuando le tocó vivir en Alemania y como no le “daban fiado” la cajetilla de cigarros y contaba que en España si.
C.M.: El entrañable, recuerdo haber estado con él en unas conferencias dadas en la década de los ochenta, en el auditorio del Banco Continental nos parece, existe aún ese lugar ?
– Al menos el lugar sí, pero me temo que ya no organizan eventos de esa índole.
C:M.: Recuerdo que comentaba su novela Cambio de Guardia, y de tres pilares que la sustentaban: la IMBRICACIÓN, en el sentido de estar relacionadas las personas de algún modo, no obstante la aparente distancia en general; el AZAR, que nos rige y se manifiesta en las diferentes circunstancias de la vida al interactuar; y la INUTILIDAD DE TODO AFÁN O EMPRESA DE VIDA.
– Sí, porque el título mismo de la novela fue producto de azar.
Diganos Cesaria, Ud. conoció a Eielson ?
– C.M.: Lo ví una vez en Roma, sus últimos años. Admiré mucho en él ese afán no exhibicionista del acto creador, que se basta así mismo en la obra concreta o efímera, no objetual; independiente de si es admirada o no, si es conocida o no. Genial.
– En esos pedidos que hizo a la NASA para colocar una escultura en la Luna, por ejemplo, no me lo imagino buscando galerías, ni críticos, ni curadores, ni público, ni a la prensa como invitados.(risas)
– Todo lejos de lo humano.

Anuncios

~ por nemovalse en mayo 21, 2010.

 
A %d blogueros les gusta esto: