LETANÍA DEL SOLITARIO / JUAN GONZALO ROSE

Cada tarde te pierdo
como se pierde el tiempo,
o la esperanza.
Cada tarde, definitivamente,
te pierdo como se pierde la paciencia.
Cada tarde dices no.
Mueves la cabeza y dices no.
Mueves la tierra y dices no.
No mueves los labios y tu silencio
dice no.
Infatigablemente,
cada tarde,
mi café solitario obscurece
el planeta.

Anuncios

~ por nemovalse en julio 6, 2011.

 
A %d blogueros les gusta esto: