UN RECUERDO / ÚLTIMO CUMPLEAÑOS DE GRAU / EL TUNANTE EN “ARTÍCULOS DE COSTUMBRES”, LIMA-1910 [ texto completo ]

Grau estaba en Arica.
Era el 29 de Setiembre, día de su cumpleaños.

Sus compañeros de á bordo quisieron ofrecerle, con este motivo, una comida íntima. Se había recibido orden de salir aquel día, y antes de verificarlo pensaron reunir en torno del ilustre marino unos pocos amigos de los que más religioso cariño le guardaban. Se hizo el preparativo y á las cinco de la tarde, media docena de caballeros, de los de tierra, estrechaban la mano de los compatriotas del intrépido HUÁSCAR, que como una niña bonita, mejor dicho, como la niña de los ojos de Grau, se encontraba gallardamente acondicionado, votada su obra muerta, aligerada su arboladura, pintadito de nuevo, buen mozo y elegante, como sarcófago artísticamente preparado para conservar las cenizas del marino más grande que ha tenido la América.

Demás será decir que fué servido el primer coktail en la cubierta, para respirar á pulmón abierto el “aire puro y sin malicia ” como decía Grau á su joven amigo el marino mercante Juán Boisé, aludiendo al aire del mar.

El Morro, ese formidable pedestal de Bolognesi, se alzaba delante de los ojos con su bicolor y sus armas; y allá, sobre la cumbre, se oía el toque de las bandas de guerra y la lista de cinco, como el alarido del puñado de leones que despedían al audaz compañero encerrado en una cáscara de nuez.

Apesar de la alegría de los espíritus, como no hay adios que no sea triste, se pudiera decir que era la escena melancólica: el mar sereno, dormido como fiera a los pies de su domador; el peñón imponente; sobre las cabezas el infinito de los cielos; en el horizonte, la esperanza.

A las cinco y media, todos estaban á la mesa, bulliciosa y alegre, sin etiqueta ni formalismos.

Grau era un hombre sencillo, bondadoso, sin afectación ni apariencia; formado en el trabajo, hecho en el mar, como Cincinato en el campo; nunca pareció otra cosa que el más bueno de los corazones y el más humilde de los hombres.

A su lado, los pobres estaban á sus anchas; de modo que hasta los marineros que hacían el servicio, aunque repetuosos y exactos, todos formaban un conjunto de amigos que bufoneaban y reían, brindaban y se complacían en jugar con las frases, dirigiendo á porfía sus cumplimientos al hombre que encarnaba todo el orgullo de la patria.

De pronto se oyó un alarido y algo como el agolpamiento de la marinería por un lado de la cubierta: Grau deja la servilleta, se levanta y sube precipitadamente por la escalera del salón.
Todos aguardan silenciosos, el bullicio prosigue. Grau regresa en breves instantes.

– Tienen razón, exclama, los hombres de mar no podemos sustraernos á los presagios, es una candidez; pero la tripulación está imquieta.

– ¿Qué pasa?
_ Una tontería: abrazado á la qilla de nuestro buque, por el lado de proa, acaba de aparecér un lobo. aullando, como perro sin dueño, y esto para la gente, es como un signo de desgracia.

_ Que niñería; exclama alguno.
_ Lo sabemos, amigo mío, contesta el ilustrado Ferrer; pero tengo plena seguridad, agrega bajando muchísimo la voz, que el comandante lleva ya como una lágrima caída en el corazón.

En efecto, grau, desde aquel momento silencioso y como recogido sobre sí mismoo, se hubiera dicho que elevaba una plegaria á la dulce memoria de sus padres; una invocación misteriosa al honor de su patria, un postrer juramento á su bandera.

La comida concluyó sin animación; los amigos se retiraron: cada cual fue a su puesto; y á las seis de la tarde, con las primeras sombras de la noche, el HUÁSCAR levantó anclas, se estremeció orgulloso, palpitó sobre la superficie de las aguas, con aquel aliento poderoso que lo animaba, endió el mar con su quilla, y, dejando su blanca estela, como la cauda de un cometa, se perdió entre las sombras, para no volver más, llevando en sus entrañas, todo el corazón del Perú.

ARTÍCULOS DE COSTUMBRES DE EL TUNANTE (ABELARDO M. GAMARRA), PRIMERA SERIE, LIBRERÍA FRANCESA CIENTÍFICA_ E. ROSAY, EDITOR, pp.154-156
LIMA – 1910

BIBLIOTECA NEMOVALSE.

Anuncios

~ por nemovalse en marzo 17, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: