CONFITEOR – JOSE CARLOS CHIRIF – CONVENTO DE OCOPA 1922

CONFITEOR

¡ Cuan precario el instante de mi vida terrena !
Vive más de cien años el granito de arena,
cualquier trozo de roca fué en Babel un sillar
y he vivido esta vida tan precaria y tan breve,
sin calor ni firmeza, como un copo de nieve
que cayese en las ciegas iracundias del mar.

De mi paso en la tierra nada bueno se queda,
en su vida el gusano teje el copo de seda
y la abeja labora sus panales de miel
de mi paso en la huella nada bueno ha dejado;
donde quiera que he ido, donde quiera que he estado
si he dejado un recuerdo fué una gota de hiel.

Mi existencia fué inutil, y al morir es amargo
no encontrar el alivio, no tener el descargo
de dejar una sóla, ni una sóla virtud,
y salir de la Vida, para entrar en la Muerte,
ignorando si entonces se ha cambiado de suerte,
o al vivir como un muerto se ha cambiado ataud.

CONVENTO DE OCOPA
SEPTIEMBRE 1922
DE “VIDA Y CAMINO”.

~ por nemovalse en mayo 1, 2012.

 
A %d blogueros les gusta esto: