CRONICAS DE UN ANTIHEROE

Las pocas veces que invité a Juanita a tomarnos un café, se comportó de una forma extraña pero con el tiempo entendí sus razones y comportamientos.
La primera vez la esperé en una mesa grande de 6 asientos, al llegar el besito cursi de rigor, el ritual “guapa como siempre ” y la correspondiente contestación ” ay, gracias”.

Acá viene lo bueno : toma asiento le digo y se va rapidito al fondo de la mesa, lejos muy lejos de mí, nos separaban como 4 sillas y al sentarse muy dueña de sí misma me dice : ¿ Y que tal Nemo ? lógicamente para romper el hielo y empezar la conversación amena.
La segunda vez que la invité al mismo lugar ( se alegró mucho y me dijo “sale” al toque) la esperé en esta ocasión, como hace todo el mundo, en una mesa para dos personas, de frente cara a cara y sin temores, como el valse  me dije.

Llegó a la hora acordada en punto y se sentó en la otra mesa del lado, pero podíamos vernos y conversar bien bonito.
(Nemo)

Anuncios

~ por nemovalse en abril 4, 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: