CRÓNICAS DE UN ANTIHÉROE

Alberto Santiago veía tristeza en los ojos de los animales, donde todos percibían diversión y alegría con sus mascotas.
Decía que eran unos ojos grandes y apenados, vedados para las lágrimas y eso era peor
Nadie le hacía caso, a sus espaldas se reían, ya saben como somos los humanos; a tipos así los tomamos y tratamos como orates.
Alberto Santiago expresaba frases que se cumplían; pocos se acercaban a él por vergüenza de que los vieran juntos.
Murió joven, a los 25 años, de pena dicen. En el barrio hicimos colecta para enterrarlo como persona.
Ahora de viejos recién lo entendemos y nos da coraje haber sido tan estúpidos.
(Nemo)

Anuncios

~ por nemovalse en mayo 9, 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: