CRÓNICAS DE UN ANTIHÉROE

Conocí a Diana cuando la ambición descansa y el músculo duerme, como dice el Tango; luego empecé a idealizarla aunque eso me preocupaba y llenaba de ansiedad.

Así que opté por fijarme y esperar sus fríos y nada bondadosos comportamientos hacia mi persona; deseaba que su indiferencia llegara lo más pronto posible.

Para que sirvan como antídoto, contra y recontra; pues estaba Diana ingresando a mi vida, instalándose en ella; yo sentía y realizaba actos extraños y eso nunca fue conmigo ni busqué jamás.

Así es como valoraba y potenciaba sus desdenes; su existir lejano; su abundante amor, dichas y cariños hacia otras personas

En el fondo esperaba que no me quisiera, que no le brotaran afectos hacia mí.

Pues de ese modo yo le pagaría con la misma moneda, sin remordimiento alguno.

(Nemo)

Anuncios

~ por nemovalse en mayo 23, 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: