LA CONJUNCION «Y» COMO DESENCADENANTE LIRICO

» Y dime hijo de mi alma »

La conjunción «Y» al inicio del verso le da la fuerza, la energía, el poder, la emoción o poesía; según el grado de apertura del lector al percibirla.

Expresar únicamente » Dime hijo del alma», no logra el detonante ; es una frase consabida , al uso.

La intuición u oficio del creador tiende a concebir un mundo en esa expresión, » Y dime hijo de mi alma»; que vivifica, que despierta sensibilidad; el énfasis no es sólo gramatical, es existencial.

Digamos que en estos casos la conjunción «Y» actúa como desencadenante lírico.

Este redondo y feliz recurso es empleado por el Compositor Manuel Acosta Ojeda (1930 – 2015), en su Valse «Madre», como sabemos.

[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[

Existen ejemplos, con ese cariz, que al azar iremos poniendo

_ El caso del conocido poema de «César Moro » ( 1903 – 1956 ) , «El Mundo Ilustrado» , donde nos expresa :

» Y toda tu presencia sin cerrar los ojos «

» Y me encierra dentro de ti a mí solo «

______________________________________________________________________________________________________

_ Daniel Ruzo (1900 – 1991) , en Madrigales , un poema lleva el título de :

» Y aprisioné en mis ojos tu mirada «

_______________________________________________________________________________________________________

_ César Vallejo (1892 – 1938) , en Trilce, IX , nos dice :

» Y hembra es el alma de la ausente,

Y hembra es el alma mía. «

______________________________________________________________________________________________

_ Enrique Peña Barrenechea (1904 – 1988), en «El aroma en la sombra » :

» Y porque no se vaya esta tristeza mía «

________________________________________________________________________________________________________

_ Alberto Hidalgo ( 1897 – 1967), en «El campo simplista» :

» Y se mira en ellas el crepúsculo»

[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[

  • César Moro, «La Tortuga Ecuestre», Editorial Biblioteca Nueva, Madrid, 2002.
  • Poesía Peruana 1921 -1931 , «marta ortiz canseco» (ed.) . Librería Sur, 2013.

[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[

NEMOVALSE

~ por nemovalse en febrero 9, 2021.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: